Entradas

Mostrando entradas de julio, 2016

Va de RETO

Imagen
¡Buenas noches!
Perdonenme la pequeña broma del título, solo es un "simplón" juego de palabras para introducir mi primer atrevimiento en este blog: ¡quiero proponerles un reto! Pero... reto literario, que nadie se me asuste.
Los que me han leído alguna vez conocerán mi afición de "novato aprendiz de escritor" y sé que a muchos de ustedes también les apasiona esto de crear con la magia de las palabras. Así que, con el corazón en un puño por no saber cómo va a salir este experimento, les cuento mi proposición:
Se trata de continuar un relato iniciado pero, eso sí, con ciertas condiciones. El relato se titula "LAS SEMILLAS DEL CORAZÓN". Tal vez alguno lo recuerde y para los que no, lo reedito y luego les cuento el resto.


Las semillas del corazón

La señora Dorotea —doña Tea como la llamaban sus vecinos— vivía en una ruinosa cabaña a las afueras del pueblo fronterizo mal nombrado Pejiguera, al norte, en una de las zonas más áridas y sedientas del país. Su difunto e…

Declaración de intenciones

Imagen
¡Buenas noches!
Hace mucho que no escribo en este blog. Me he estado replanteando su función, el esfuerzo que requiere, la constancia y la calidad mínima para que sea medianamente interesante y, sobre todo, que contar, que escribir para que de los frutos que deseo.
Este blog nació con la idea romántica de aportar un granito de arena a una aspiración muy generalizada entre muchos de los que he ido conociendo en este mundo virtual y físico: cambiar el mundo —o sería más apropiado decir ayudar a que se vaya transformando en algo menos incierto, más unificado, más justo y donde nuestra supervivencia sea más probable—. 

Para ello, y de una forma no premeditada ni programada, han surgido dos vertientes diferenciadas pero que se complementan. La primera es una mirada muy personal e emotiva de la realidad más actual, publicada en una serie a la que denominé "los herederos de la tierra". La otra es la narrativa de ficción o ciencia ficción, la cual ha sido una gratísima sorpresa para mí…