Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2011

LOS TRES REGALOS

Imagen
Participación en el proyectos de Adictos a la escritura del mes de diciembre. Temática del mes: "Versionando la Navidad"
Hacia tres noches que la estrella había aparecido en el cielo, hacia el naciente, y todos los eruditos del rey rebuscaban, perplejos, entre los papiros antiguos de la gran biblioteca el significado de aquella refulgente presencia.
Para Melchor, el gran sabio y primer consejero real, no era ningún misterio, no necesitaba ningún manuscrito antiguo que le revelara su significado; la conocía bien ya que llevaba cincuenta años esperándola, cincuenta años desde que la había visto por primera vez.
Abrió el cofre una vez más y contempló el regalo que le hizo el ángel, el tesoro que lo había convertido en el hombre que era ahora, que lo había arrancado de la miseria y del hambre y, probablemente, de una muerte temprana.
En aquella época Ctesifonte se había convertido en una ciudad sin ley, peligrosa para los más desafortunados, para los sin techo que, como él, ten…

Regalando esperanza

Imagen
Estamos viviendo días de celebraciones, de fiestas, de comidas o cenas de familia y sobre todo de regalar; esos tan temidos o tan deseados "detallitos". Muchos nos quejamos de lo consumista que se ha vuelto nuestra sociedad en general, hecho que se hace más patente, si cabe, en fechas señaladas como la Navidad, Fin de año o Los Reyes.
Estoy convencido de que quienes más disfrutan de estas fiestas son los niños, aquellos que por su juventud aún conservan la ilusión y creen en la magia de un mundo perfecto. Rodearse de niños siempre es una experiencia inolvidable, pero hacerlo en estas fechas, ver sus ojos brillar al abrir los regalos, oír sus gritos de júbilo o incluso sus lágrimas de alegría, no tiene precio.
Pero cuando no hay niños o ya se hicieron demasiado mayores para "creer", la Navidad, Papa Noel o Los Reyes Magos pierden parte de su significado. Los regalos se pueden convertir entonces en un compromiso, o en un ritual en el mejor de los casos. La mayoría se p…

La incompleta fábula de las gallinas

Imagen
En una granja de gallinas ponedoras ocurrió en cierta ocasión lo que os voy a contar:
El granjero daba de comer a todas sus aves con la ración diaria suficiente para engordarlas, todas comían hasta hartarse. Al principio todo iba bien, cada animal estaba sano y ganaba peso con rapidez, ponían huevos que el granjero vendía y sacaba su beneficio. Pero las gallinas cada vez exigían más y más comida, de más calidad, más cara, desperdiciando gran parte de ella; pero contrariamente a lo que se podía esperar, no ponían más huevos. 

El granjero pensó en sacrificar a la mitad y recuperar parte de sus perdidas con la carne de las aves. Y así lo hizo. Al resto comenzó a darles la mitad de la comida que necesitaban para sobrevivir, pensando que si luchaban por el alimento se mantendrían activas, fuertes y producirían más huevos. 

De nuevo todo iba bien. Pero al cabo de un tiempo, las gallinas empezaron a disputarse el pienso, a pelear entre ellas, a infringirse heridas graves, a enfermar y morir. Pa…

LA CRISIS

Imagen
"No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo"
La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos. La CREATIVIDAD nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis donde nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar "superado". 


Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia. El problema de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. 

Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. 


Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto trab…