Entradas

Mostrando entradas de 2010

El coleccionista de sueños (y II)

Imagen
Si quieres leer la primera parte pincha aquí: "El coleccionista de sueños (I)"
RENACER

Su existencia parecía haberse detenido. Seguía vivo, pero el dolor desbarató todos sus planes, convirtió sus sueños en pesadillas y arraigó en su corazón eliminando cualquier atisbo de esperanza. Se sentía culpable por lo que había hecho, no solo a la Sra. Adela, su madre, sino al resto de personas a las que había arrebatado sus casas y en muchas ocasiones, sus esperanzas. Y todo por defender los intereses del banco, de unos pocos desalmados que, como él, solo les importaba el dinero y el poder.
Jonay dejo el trabajo, se jubiló anticipadamente, su modo de vida se había vuelto vacío y sin sentido. Durante unos meses no consiguió levantar cabeza, se atiborraba a diario de antidepresivos, ansiolíticos, alcohol y a veces de algo más fuerte. Todo para intentar reconciliarse consigo mismo.
La fortuna o el destino quiso que sus pasos se encaminaran un día hasta la casa donde vivió Dña. Adela. Recordó…

La segunda agresión: la más dolorosa y la que cuesta más curar.

Imagen
Dos niños se peleaban al salir del colegio. El más fuerte golpeaba al más pequeño sin que nadie lo evitara. A su alrededor, los demás niños miraban e incluso animaban al mayor para que siguiera con su violencia injustificada.
-¿Porqué me pegas si yo no te he hecho nada?- decía el pequeñín entre lágrimas.
-Por que puedo y me da la gana.
Cuando el maltratador se aburrió de golpear a su victima la dejó tirada en el suelo, dolorido, sollozando. Los demás niños se marcharon, solo quedaron un par de compañeros para llevarlo a casa. Durante el camino, cuando el niño golpeado recuperó un poco las fuerzas paró sus pasos y se encaró a "sus amigos".
-No hace falta que me acompañéis, es más, es mejor que no volváis a dirigirme la palabra.
Los dos niños se miraron extrañados y le dijeron:
-Así nos pagas nuestra ayuda. Eres un desagradecido.
-No necesito vuestra ayuda cuando mi cuerpo esta dolorido por los golpes, estos sanarán. Pero los golpes que vosotros me habéis dado no se me curaran jamás,…

El coleccionista de sueños (I)

Imagen
Elizabeth limpiaba la casa del Sr. Guerra sin la prisa habitual, hoy podía entretenerse charlando más que de costumbre. Su hijo tenía excursión con el colegio y no regresaba hasta las seis.

-¡Ahhh...chissssss!.


-¡Salud Elizabeth!, ¿no estarás otra ves con la alergia?, ¿verdad?.

-No lo creo Sr. Guerra, seguramente es un poco de resfriado que he pillado en ese cuartucho al que mi casero llama piso seminuevo.

-Ten cuidado con esa caja, ya sabes que es mágica- le sonrió con un guiño de ojo- y llámame Jonay que no soy tan viejo y nos conocemos desde hace tiempo.

D. Jonay vivía solo, no se le conocía familia, ni se sabía si algún día la tuvo. Era un hombre afable, hablador y que casi siempre estaba de buen humor. Tenía una pequeña tienda de víveres en el barrio de la que apenas sacaba para cubrir gastos y de la que, por supuesto, no vivía. Se rumoreaba que se había prejubilado siendo un alto cargo de uno de los bancos más importantes del país, con una paga tan elevada que no necesitaba trabajar …

Diálogos con: La muerte

Imagen
-Quizás esta sea la conversación más difícil que he tenido
-Eres tú quien me llamó en tu imaginación, ¿por qué lo hiciste?
-Porque creo que todos debemos hablar contigo, aunque sea, al menos, una sola ves en nuestra vida. Te imaginaba de otra manera.
-Ya, seguro que más huesuda y con una horrible capa negra. Pues no, engordé, visto con ropa de colores y me dejo crecer el pelo. Y para nada necesito ese trasto de la guadaña.
-La verdad es que estas mejor así, antes dabas bastante miedo. ¿Por qué te tememos tanto?.
-No lo sé. Yo soy parte de la existencia. Nacer y morir son hechos naturales, que forman parte de cada ser vivo. Pero no todos me temen, hay unos pocos que me comprenden. Creo que tiene que ver con saber vivir, aprovechar los escasos instantes del camino para dejar huellas profundas que perdurarán mucho tiempo después de yo visitarles.
-Ahora que me fijo, pareces algo triste.
-Mi trabajo es duro. A veces tengo que visitar a seres que empiezan a vivir, a otros que no aprendieron a ama…

Ángeles

Imagen
Cuando los futuros ángeles llegan al cielo Dios les dice:
-Habéis vivido entre los hombres y mujeres, habéis sufrido sus penurias y sus miedos, habéis gozado sus alegrías y esperanzas... ¿qué habéis aprendido?.
Solo unos pocos contestan correctamente y obtienen sus alas, los demás vuelven a la Tierra a seguir buscando la respuesta.
Por si alguna ves te encuentras en esta situación, humildemente, te diré que quiero responder: ¡Aprendí a amar sin condiciones, a perdonar sin rencores y a vivir sin miedos!.
Quizás esta sea la respuesta correcta y obtengamos nuestras alas. Si no, deberemos volver a seguir buscando.
Un abrazo a todos, Ibso.
P.D.: Esta entrada me la inspiró el post de "Sentires dispersos" publicado en el blog "Mundos Dispersos" de Danzarina, en el cual lo he dejado como comentario. Todos somos importantes y de todo se puede aprender y enseñar. Gracias Danzarina.
http://mundosdispersos.blogspot.com/2010/10/sentires-dispersos.html

Los herederos de La Tierra (I)

Imagen
DIVIDIR, REPARTIR, POSEER: y los que se queden fuera que se mueran.
(Recomiendo abstenerse de leer esta entrada a todo aquel que no este bien anímicamente o quiera seguir disfrutando de su día sin preocuparse por nada que piense que no le atañe directamente,... y el que advierte no es traidor).



"La Tierra en un principio era plana y su borde un inmenso abismo, más tarde se hizo esférica y al ser humano le entró vértigo".
Si observamos fotografías tomadas desde el espacio de nuestro planeta vemos una gran bola color azul, blanco y ocre flotando el una eterna oscuridad salpicada de puntitos luminosos. Si nos fijamos podemos distinguir continentes, cordilleras, mares, océanos, islas,...pero no diferenciamos bien donde empiezan y acaban las naciones o países, seguramente porque estas limitaciones mayormente no son físicas, no existen en la realidad, existen solo en el mundo ideado de los seres humanos. Nosotros tenemos la necesidad de limitar el espacio con del fin de apropiarnos d…

Diálogos con: el poder

Imagen
-Sabes que esto es tu ficción, yo nunca hablaría con una persona como tú en la vida real. Ni siquiera me conoces.
-Lo sé, pero como bien dices esta es mi ficción así que, te pondré condiciones. La primera que siempre contestes a lo que te pregunte y lo segundo que no mientas. Si se me ocurren más condiciones te la iré diciendo sobre la marcha.
-Lo que quieras pero... no te prometo nada.
-Me lo suponía. Bueno empecemos, ¿cual es tu motivación vital?
-Empiezas fuerte... aunque esa es fácil, lo que más me importa en mi vida es el poder.
-Suponía que era el dinero.
-No supongas nada, el dinero es solo el camino para conseguir el poder.

-¿Y qué es el poder?
-No sabes nada ¿verdad?. Poder es todo aquello que puedo hacer para mantener mi condición privilegiada sobre los demás, sobre la gran mayoría, a la que utilizo en mi provecho.
-Sabes eso de "un gran poder conlleva una gran responsabilidad".
-Por supuesto, pero esa responsabilidad solo es conmigo.
-Eres un cínico y un egoísta.

-No me insul…

El secreto de la vida

Mi hermana, que trabaja en una oficina de turismo, me manda este hermoso video de promoción turística de Gran Canaria. Estoy seguro que el mensaje que transmite debería poder ser válido (aunque aún no lo sea) para cualquier parte del mundo y para cualquier persona. Por eso quiero compartirlo con vosotros.

Imaginemos y caminemos unidos hacia ese futuro mejor.

Espero que os guste.

P.D.: Antes de ver el vídeo puedes parar la música del blog y subir al máximo la del vídeo, así lo apreciaras mejor.
¡Gracias hermanita!



Video: Patronato de turismo de Gran Canaria. http://www.gcanaria.com/patronato_turismo/16846.0.html
En inglés y otros idiomas: http://www.gcanaria.com/patronato_turismo/17400.0.html

Respirar

Imagen
Hace algunos años, cuando todavía el servicio militar era obligatorio, tuve la suerte de hacerme objetor de conciencia y cumplir un servicio social sustitutorio en la Cruz Roja. Allí, aparte de "chuparme" muchas guardias de jefe de puesto, aprendí cosas útiles como primeros auxilios o transporte sanitario.
Algo que me sorprendió cuando nos explicaron aquello de comprobar las constantes vitales, es que se valoraba primero si la victima respiraba antes de si tenía pulso. Respirar era primero y luego comprobar si le latía el corazón.

Respirar es sinónimo de estar vivo, eso es obvio. Es una acción que, aunque voluntaria, realizamos casi inconscientemente, ¿no es curioso?.
Durante millones de años, la vida ha transformado una y otra vez la composición de la atmósfera. Por ejemplo; su considerable cantidad de oxígeno es posible gracias a las formas de vida -como son las plantas- que convierten el dióxido de carbono en oxígeno, el cual es respirable -a su vez- por las demás formas de…

Conciencia constante

Imagen
Ningún alumno Zen se atrevería a enseñar a los demás hasta haber vivido con su Maestro al menos durante diez años. Después de diez años de aprendizaje, Tenno se convirtió en maestro. Un día fue a visitar a su Maestro Nan-in. Era un día lluvioso, de modo que Tenno llevaba chanclos de madera y portaba un paraguas.
Cuando Tenno llegó, Nan-in le dijo: «Has dejado tus chanclos y tu paraguas a la entrada, ¿no es así? Pues bien: ¿puedes decirme si has colocado el paraguas a la derecha o a la izquierda de los chanclos? Tenno no supo responder y quedó confuso. Se dio cuenta entonces de que no había sido capaz de practicar la Conciencia Constante. De modo que se hizo alumno de Nan-in y estudió otros diez años hasta obtener la Conciencia Constante.
Referencia: Mello , A. D. (). El canto del pájaro. Retrieved January 24, 2010, from Scribd Web Site: El canto del pájaro.

Para mí, un aprendiz de la vida, la Conciencia Constante es la capacidad de una persona de interiorizar o reflexionar, casi continua…

Si yo fuera tú

Imagen
¿Qué diferencia hay entre hombres y mujeres, niños y ancianos, blancos y negros, ...?.

Sin duda muchas, sería mi primera respuesta y quizás la tuya. Pero...¿es eso cierto?.
La percepción del entorno nos la dan nuestros sentidos: la visión, la audición, el olfato, el gusto y el tacto.


Supongamos que solo podemos ver, todos tenemos solo el sentido de la vista y ninguno más. ¿Cuantas diferencias encontraríamos al compararnos con los demás?. Unos bajos, otros altos, unos gordos, otros delgados, unos guapos, otros feos,...y muchísimas más, pero nada sabríamos, por ejemplo, de su cultura o de su forma de pensar.
Supongamos ahora que todos solo podemos oir. ¿Diferencias?. Quizás menos; separaríamos por el tono de voz, al hombre de la mujer, al niño del anciano, al extranjero del nacional, pero nada sabríamos, por ejemplo, de su color de piel o de sus rasgo físicos.
Suposiciones parecidas podemos realizar con el resto de los sentidos, pero... ¿podemos fiarnos al 100% de nuestras percepciones se…

Tiempos pasados

Imagen
Cuantas veces habré oído a mis padres contar la vida tan dura que pasaron en su niñez y juventud, las penurias y esfuerzos para sacar la familia adelante, vestir a los hijos, darles de comer, trabajando por un sueldo mísero de sol a sol. Y a pesar de todo ello eran felices. Los valores eran sólidos, los desconocidos se saludaban al cruzarse y los conocidos se ayudaban compartiendo lo poco que tenían. Los niños jugaban en la calle sin que los padres se preocuparan por su seguridad, ya que todos los vecinos conocían a los hijos de los demás y velaban por ellos como si fueran propios.

No se si me gustaría haber vivido entonces. La vida parecía más sencilla, pero tambien más dura, y aunque queda mucho por hacer, hemos avanzado en sanidad, educación, igualdad, derechos,...pero en el camino han quedado muchos de los valores que nos hacían mejores personas, más humanos, más sociables.

No me cabe duda que el futuro debe conducirnos a logros importantes, hitos de superación para la humanidad. Pe…

Prólogo

Imagen
Desde que tengo uso de razón, me ronda por mi cabeza ideas, sueños, reflexiones; pensamientos que no se de donde salen, ni a donde pueden conducir mis pasos.

Cuando era pequeño, sentía la necesidad de establecer patrones de conducta para intentar que el pequeño mundo que conocía no cambiara. Por ejemplo, si daba un giro a la derecha mientras caminaba o jugaba, tenía que deshacerlo y volver a girar en sentido contrario. Esto que puede parecer a algún profesional de psiquiatría una patología, no creo que lo sea, ya que solo era un vano intento de no influir en el entorno, no cambiar con mi presencia el orden establecido.

Pero el mundo cambia, se mueve, evoluciona o retrocede, no importa lo que hagamos para intentar controlarlo, solo podemos adaptarnos, soñar con un futuro mejor, y por pedir: con ser felices.

Al que pueda leer estas palabras le diré que compartir con otra persona mis pensamientos no es vanagloria, mas bien es necesidad, pues me siento incapaz, sin ayuda, de responder al re…